El mercado de hosting ha crecido enormemente en estos últimos años. Hoy en día no solo podemos encontrar hosting pagos sino también gratuitos.

Entre la gran cantidad de servidores que podemos utilizar para alojar nuestra red encontraremos una lista interminable de aquellos que cumplirán las necesidades que necesitamos. Pero antes de elegir uno para comenzar a darle vida a nuestra página web, primero debemos conocer cuáles son los diferentes tipos de hosting y para qué tipo de cliente están dedicados cada uno.

Cuatro diferentes tipos de Hosting

El primer tipo de hosting en nuestra lista se trata del hosting compartido.

Este tipo de hosting se trata de alojar todas las páginas web en un mismo servidor físico. Puede llegar a alojar hasta 100 diferentes usuarios. Se trata de alojar la información de sus usuarios en la misma CPU, y estos estarán condicionados a la RAM de dicha CPU para el funcionamiento óptimo y fluido de su página web.

Debido a este tipo de recurso compartido entre usuarios, si una de las cuentas de los usuarios recarga el servidor las demás se verán afectadas en su funcionamiento. En este tipo de hosting la privacidad entre las cuentas de los usuarios no suele ser segura.

Dicho hosting suele ser recomendado para guardar bases de datos tales como listas de mails, correos, etc.

El segundo tipo de hosting es el semidedicado. En este tipo de proveedor, las cuentas se encuentran en diferentes equipos físicos. Lo que facilita y mejora el funcionamiento de las diferentes cuentas alojadas por los clientes.

Este tipo de hosting está dedicado a páginas con mucho tráfico de información o para empresas que recién comienzan su negocio en la web.

En el cuarto lugar encontramos el hosting clúster. Este es muy similar al hosting compartido, solo que la diferencia la encontraremos en su infraestructura. Esta situado en una gran espacio en donde hay una gran cantidad de servidores de todo tipo que funcionan de manera simultánea y a su vez coordinados entre sí. Lo que mejora su rendimiento.

El último de los cuatro tipos de hosting que nombraremos hoy es el hosting con planes de revendedor. Este tipo de hosting permite que el cliente mismo cree sus propias cuentas y el auto gestione.